‘Pálido fuego’ – Vladimir Nabokov

(Publicado en Cosas de Babel)

Pálido fuego, de Vladimir Nabokov (1962), es uno de esos libros que resulta difícil calificar, una obra cuya calidad es sin duda digna de elogio pero que como pieza narrativa no termina de entusiasmar.

Compleja, extraña y, sobre todo, desconcertante, la obra es una falsa edición crítica de un falso poema firmado por un falso poeta estadounidense que acaba de morir asesinado. Y su obra póstuma no podría haber caído en peores manos que en las del también falso (en más de un sentido, como descubrirá quien lea Pálido fuego) profesor Kinbote, un petulante, insufrible, barroco y pretendido erudito (y acosador del fallecido poeta) que arranca su edición crítica con un prólogo en el que narra sus vicisitudes para hacerse con el poema y con los derechos para publicarlo, así como sus posteriores trifulcas con la viuda del autor, con otros estudiosos y con el mundo en general.

Seguir leyendo…

Anuncios

“People don’t have to read it, just buy it”

(Publicado en Cosas de Babel)

En uno de los textos incluidos en el volumen Catch as Catch Can, Joseph Heller habla del largo, complejo y tedioso proceso (por no llamarlo odisea) de la adaptación al cine de su obra maestra, Trampa 22. Y no por su culpa, porque desde el primer momento dejó claro que, una vez vendidos los derechos, aquello ya no era su problema. Cambios de estudio, de director, de guionista, problemas de producción… Pese a todo, la película llegó a los cines en 1970, firmada por Mike Nichols y con Alan Arkin en el papel del capitán Yossarian. Aunque no fue un bombazo de taquilla, sí que hizo que se disparasen las ventas de la novela.

Seguir leyendo…

‘El Círculo’ – Dave Eggers

(Publicado en Cosas de Babel)

the-circle-eggersNo es frecuente terminar una novela sin saber si te ha gustado o no. Tampoco acabarla pese a que, página a página, no ha hecho sino enfadarte (una sensación que se incrementaba cuanto más se acercaba el final y menos espacio quedaba para que la cosa se enderezase).

Preguntarte todo el tiempo qué es lo que pretende el autor y por qué ha tomado las decisiones narrativas que ha tomado tampoco ha ayudado a hacer de la lectura de El Círculo, de Dave Eggers, una experiencia placentera.

Seguir leyendo…