200 años de Emily Brontë

[Este artículo se publicó originalmente en ‘Libros de Babel’]

¿Qué es el hogar? ¿Qué un refugio? ¿Qué es estar en casa? Hay tantas respuestas a estas preguntas como seres humanos en el mundo, o casi. Para unos el refugio perfecto estará en un bosque, una montaña, una playa. Habrá quien diga que el hogar estará donde está la familia, o el ser amado. O que estar en casa no puede significar otra cosa que hallarse en la propia biblioteca, rodeado de libros.

Para Emily Brontë su refugio, su hogar, eran los páramos de Yorkshire, al norte de Inglaterra, una tierra agreste, inhóspita, tan dura como la escritora, que nació en esas tierras hace ahora 200 años y que pasó en ellas buena parte de su vida, hasta que la tuberculosis se la llevó a los 30 años, dejando como legado sus poemas y una novela, Cumbres borrascosas.

Emily Brontë

(Seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s